#p

Casa Naan en Can Diumenge

Chalet en Andorra La Vella

Con una superficie construida alrededor de 1.500 m2 y otros 1.500 de jardín, este chalet goza de vistas inmejorables hacia el valle de Andorra y Escaldes.

El estudio responsable, Enric Dilmé Arquitecto, ha diseñado esta obra alrededor de sus espectaculares vistas y del abundante soleamiento. Así, se proyecta un edificio apaisado dividido en tres volúmenes con todo lujo de detalle, que se rigen por los valores de la técnica, la función y la forma.

La fachada exterior está hecha con materiales cerámicos de gran formato, de colores puros, como el hormigón blanco, y siempre jugando con las tonalidades que van del blanco al negro.

Una vez dentro, con la intención de ofrecer una orientación totalmente intuitiva, la distribución está planteada para que sea de fácil acceso en toda la estancia.

En la planta superior encontramos la puerta de entrada y un aparcamiento con capacidad para 12 coches, seis habitaciones con baño completo y vestuario, y la sala de juegos.

En la planta intermedia se encuentran los espacios comunes donde se desarrolla la vida diaria como el comedor o la cocina, en una sola planta a nivel del jardín.

En la planta inferior encontramos los espacios que se aprovechan para otras cuestiones no tan rutinarias: la piscina, la bodega, el gimnasio, una sala de música o, incluso, un campo de fútbol sala.

Casa Naan Can Diumenge

EFICIENCIA DE CLASE A +

Todas las estancias de vida están encaradas hacia el paisaje que ofrece la ubicación, con grandes ventanales de Vidresif que permiten la entrada de luz natural. De este modo, la vivienda cuenta con aberturas de grandes dimensiones y puertas correderas que permiten una fusión de los espacios sin barreras.

Se destaca la instalación que se ha realizado en ciertos puntos de la casa en los que se conectan los diferentes pisos y, por tanto, requerían de cristales de doble altura que ocuparan toda la fachada.

Casa Naan Can Diumenge

Vidresif ha otorgado a toda la vivienda cristales bajo emisivos con un perfecto aislamiento que, junto con las propiedades de la fachada, ha permitido alcanzar la etiqueta energética de tipo A+. Menos de un 1% de las viviendas consiguen esta calificación, lo que demuestra la elevada concienciación ecológica de los arquitectos y la gran cantidad de recursos que se han destinado para lograrlo.

Hay que tener en cuenta que el coste real de un inmueble no finaliza en el momento de su adquisición sino que el consumo de energía necesario para su uso diario puede ser un factor determinante. Por ello Vidresif, con sus productos de alta calidad, garantiza un ahorro energético y, consecuentemente, económico gracias a la eficiencia y la inexistencia de puentes térmicos en las aberturas de la estancia.

Casa Naan Can Diumenge

Para complementar este servicio se ha diseñado una estructura volada que recorre toda la fachada y mide la penetración solar. De este modo, se permite la óptima entrada de luz natural pero otorgando el control de la incidencia solar y de la temperatura interior.

Además, la vivienda dispone de persianas automáticas y orientables que regulan también esta naturaleza. La finca reúne todas las cualidades sostenibles que la distinguen y la convierten en un proyecto singular, elegante, eficiente y con todo lujo de detalles.


PROYECTOS


Residencial

/

Industriales y
Comerciales

/

Equipamientos

/

Hoteles